miércoles, 3 de julio de 2013

Ciclo de interpretación de lengua de signos: primer curso

Como están a punto de salir ya las listas de los futuros alumnos del ciclo de interpretación de lengua de signos, he pensado que sería interesante incluir en el blog algunas entradas para describir las asignaturas del plan de estudios. Hasta ahora solo Elixabete García ha realizado un breve repaso en su blog, pero a mí me gustaría profundizar más para que los futuros y futuras ILS sepan a qué atenerse cuando se apuntan al ciclo.

Os explico por qué: al menos en mi instituto (Misericordia, en Valencia), todos los años se inscribe muchísima gente y de hecho hay una lista de espera kilométrica (solo cogen a unos 22 alumnos, en mi año a 27). No obstante, según lo que nos han comentado las profesoras -todas chicas, sí- es más que frecuente que, hacia final de curso, el número de alumnos -alumnas, realmente- se haya reducido casi a la mitad. Este año no ha sido una excepción.

En ocasiones hemos comentado en clase a qué puede deberse este abandono y hemos encontrado varias posibles causas:
  • No es un ciclo sencillo. Amigos, quitémonos esa idea de que la formación profesional es algo facilito que no requerirá mucho esfuerzo.
  • Requiere mucho tiempo: tanto para asistir a clase (además de ser obligatorio, es que si no vas a clase no aprendes ni mejoras, así que obviamente es complicado que apruebes), como para hacer los múltiples trabajitos que te mandan. Cuenta con que tendrás que signar cuentos y cortos, recuerdos, prepararte exposiciones y noticias (oralmente y en lengua de signos cuando ya puedas), hacer interpretaciones directas e inversas,... Así pues, aunque se puede compaginar con otras actividades como una carrera universitaria o un trabajo, vale la pena mentalizarse de que será un año duro.
  • La lengua de signos es una lengua más y, aunque se parte de cero en el ciclo, el ritmo de aprendizaje debe ser rápido porque en dos años tenemos que dominar la lengua a tal nivel que seamos capaces de interpretar (nótese el carácter utópico y mi preocupación porque aún no se haya producido el salto a la universidad). Además, hay gente a la que se le dan bien los idiomas y gente a la que no, gente a la que le fascina la lengua de signos en cuanto la descubre y gente que se lía muchísimo porque no todas las frases tienen verbo, por poner un ejemplo. Si ya sabes algo de lengua de signos, llevas mucho ganado, principalmente porque ya sabes a lo que vas.
  • También hay que invertir tiempo en conocer a la comunidad Sorda, por ejemplo yendo a actividades de las asociaciones, haciendo amigos, organizando encuentros como la Fiesta de la Primavera, viendo vídeos por internet, leyendo blogs y noticias,... Para mí esto ha sido lo más divertido de todo y no lo he visto como una obligación, pero lo incluyo en al lista porque es una necesidad más.
  • Además, claro está, de otras causas personales, como puede ser que encuentren trabajo y que les sea imposible compatibilizarlo.
Dicho esto, a mí me ha encantado y he disfrutado muchísimo durante todo el curso, así que solo puedo recomendaros que lo curséis. Sabiendo todo esto, ¿os atrevéis?

Aquí dejo la lista de asignaturas (según vaya publicando las entradas iré añadiendo los enlaces):



2 comentarios:

  1. ¡Qué bien, Mar! Me viene genial tu entrada.

    Este viernes salen las listas provisionales en Andalucía. Todavía no sé si voy a poder compaginarlo (hasta septiembre no lo tendré seguro) pero espero que me cojan y poder sacarlo aunque, como tú dices, será un año duro pero sarna con gusto no pica ;)

    Estaré atenta a tu blog.

    ¡Un abrazo!
    Elena Nevado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ti pensaba precisamente, eres la única que conozco que está intentando entrar en el ciclo, así que, para lo que necesites, aquí me tienes. Ya sabes que yo te animo encarecidamente a hacerlo :-)

      Eliminar