miércoles, 26 de junio de 2013

Curas históricas de la sordera

A lo largo de la historia, la concepción de las personas sordas ha ido cambiando lentamente, aunque generalmente dándole prioridad al punto de vista patológico, es decir, a aquel que determina que, por tener una pérdida auditiva (independientemente del grado), se trata de una carencia y que por tanto tiene como objetivo su rehabilitación.


Sin embargo, ayer estuve viendo el documental Through deaf eyes (pongo los enlaces al final de la entrada por si alguien quiere verlo), y en él un entrevistado, Robert Panara, hacía mención a algunas de las terapias de curación a las que sometieron a muchas personas sordas. OJO, todas ellas inútiles, que a nadie se le ocurra intentar nada.

Por ejemplo, en el documental se nombra a Charles Lindbergh, el primer aviador en hacer un vuelo transoceánico solo. Al principio de su carrera, cobraba 50 dólares por pilotar los así llamados «deaf flights» (vuelos sordos). Básicamente consistían en llevar a la persona sorda en la cabina de mandos y realizar piruetas con mucho desnivel. Así, del susto, la persona sorda recuperaría la audición.


Charles Lindbergh junto a una de sus avionetas.

He encontrado una noticia sobre estos vuelos, publicada el 5 de agosto de 1951 en el australiano The Sunday Herald:


miércoles, 19 de junio de 2013

Canciones en LSE: final de curso

Hoy he sabido que he aprobado el primer curso del ciclo de interpretación de lengua de signos y encima con unas notas estupendas, así que para celebrarlo os dejo las canciones que signé en el fin de curso para la asignatura de Expresión corporal y un bonus track, como en los cedés :-)



La primera es «Solo pienso en ti», de Víctor Manuel. Es una canción bonita y triste a la vez que a mí al menos me emociona mucho (cuando la hice en clase acabamos todas con unas caritas tristonas...).



La siguiente es una canción muy acorde con mi estado de ánimo (actual): «Seguiremos», de Macaco. Y es que sí, el año que viene pienso seguir dando guerra con la interpretación de lengua de signos.Vivan las canciones alegres.



Por último, aquí está el regalo especial para Maria y Lucía: «We are never ever getting back together», de Taylor Swift. Espero que como mínimo se la aprendan y me la signen la próxima vez que nos veamos.



Además, tengo que darle las gracias a una personita muy especial, mi chico, por toda la paciencia que ha tenido conmigo para grabar estos vídeos y que todo saliese perfecto. No he editado las tomas falsas, pero hay muchas...

Al final le he cogido el gustito a esto de signar canciones :-)

lunes, 17 de junio de 2013

La Fiesta de la Primavera

Hoy voy a hablaros de una actividad que organizamos hace ya casi dos meses mis compañeras del ciclo de interpretación de lengua de signos y yo junto con las alumnas del curso de lengua de signos de nivel superior de Fesord y con la ayuda de dos de nuestras profesoras.

La idea era celebrar un encuentro informal y abierto a todo el mundo en el que personas sordas y oyentes pudieran conocerse e interactuar. Para ello, estuvimos más de un mes organizando actividades para todas las edades, en las que también pudieran participar personas sordociegas y que se adecuaran a los gustos de todo el mundo. Hubo desde cuentacuentos oral y signado, parchís gigante y juegos tradicionales, hasta un taller de percusión y otro de ganchillo para hacer bufandas con las manos. Juzgad vosotros mismos, pero yo creo todos disfrutamos muchísimo.

Quisimos hacer difusión del encuentro por las redes sociales, para lo que grabamos y montamos un par de vídeos (accesibles, claro):





Otro con algunos consejos (aunque al final nos tocó aplazarlo por las lluvias, así que la mitad de las recomendaciones dejaron de tener sentido):




Y esta semana por fin he conseguido editar el material que grabamos durante el encuentro. Ha coincidido justo con la finalización de un curso de montaje audiovisual y postproducción con Avid, así que he podido probar muchos efectos y estoy muy orgullosa de cómo ha quedado. Espero que os guste:




En principio contamos con repetir la celebración el año que viene, pues tanto la experiencia por parte de las organizadoras como la respuesta del público han sido muy buenas. ¡Así que atentos el año que viene!

Si tenéis cualquier sugerencia o comentario, ¡a los comentarios!

martes, 11 de junio de 2013

Diferencias entre la interpretación de lenguas orales y la de lenguas de signos

Intérpretes de lenguas orales (ILO) y lenguas de signos (ILS) comparten muchas funciones, como es natural. Su objetivo es servir de puente entre lenguas y culturas, derribando así las barreras de comunicación y consiguiendo que la gente pueda acceder a la información en su propia lengua. A esto, en el caso de los ILS, se le añade una tercera función: la de facilitar la autonomía de las personas sordas usuarias de la lengua de signos. Se consigue facilitándoles un acceso completo a toda la información disponible para que, después, una vez conocen todas las posibilidades que se les ofrecen, pueden tomar las decisiones que crean oportunas.


Una de las diferencias más evidentes entre estos dos tipos de intérpretes es la lengua de trabajo. Las lenguas orales tienen un carácter auditivo-oral, mientras que la lengua de signos es viso-gestual. Esto afecta, por ejemplo, a la forma de trabajar de los intérpretes. Los de lenguas orales pueden trabajar cara a cara, en cabina o por teléfono, mientras que los de lengua de signos lo hacen cara a cara o a través de video llamadas. El hecho de que a los ILS haya que verlos para «escucharlos» hace que deban cuidarse especialmente características como la iluminación, el vestuario (tejidos lisos y preferiblemente oscuros) o la posición del propio ILS (no vale situarlo al final de la sala, al lado de las cabinas de los ILO, porque entonces el público sordo tendrá que girarse y dar la espalda al ponente para saber qué está diciendo).

Que la lengua de signos sea visual repercute también de forma significativa en el proceso mental que llevan a cabo los intérpretes, puesto que, después de comprender el mensaje y antes de reproducirlo en la lengua de destino, deben visualizarlo. No se signa de la misma manera que el profesor hable con sus alumnos en clase si estos están en círculo, en U o en filas.


Otra característica que depende del tipo de lengua de trabajo es el ritmo del propio discurso. Las lenguas orales son lineales, es decir, una cosa se dice después de la otra, no podemos decir dos cosas a la vez. Sin embargo, las lenguas de signos son simultáneas, es decir, sí permiten expresar más de una idea al mismo tiempo porque ciertos recursos lingüísticos, como los clasificadores, dotan a este discurso de una mayor densidad conceptual. Esto, así explicado, parece muy complicado, pero con un ejemplo lo veréis claro enseguida. Tomemos la siguiente frase:
 Un avión, que llegó volando bajo desde la derecha, se estrelló contra un árbol, derribándolo a su paso. El avión, por el choque, se quedó de lado sobre un ala y, al romperse esta, cayó de lado y acabó bocabajo.

En lengua de signos se expresaría de la siguiente manera:




¿Os imagináis tener que ponerle palabras a esto? El tiempo de demora es vital, tanto en un sentido como en otro, porque en ocasiones una idea se expresa mucho antes en lengua de signos (como en el ejemplo) y en otras ocasiones es al revés, una palabra resume una idea que en lengua de signos es necesario parafrasear.

Otra de las diferencias entre la interpretación de lenguas de signos y orales es el tipo de usuarios que utilizan estos servicios. Al pensar en un intérprete de lenguas orales, solemos imaginarnos una charla de un conferenciante extranjero, un turista o inmigrante. En cualquier caso, siempre alguien de otro país y otra cultura, ¿verdad? Pero es que resulta que no hay un país de los sordos. Las personas sordas viven en nuestro propio país, comparten gran parte de nuestra cultura y, aun así, podemos hablar de los ILS como puentes interculturales. ¿Cómo puede ser?, os preguntaréis. Pues porque también existe una cultura sorda que la mayoría de personas oyentes ignora que existe.

Además, se trata de una comunidad muy pequeña y todos se conocen. Esto significa que, al vivir en una misma zona geográfica, es probable que te encuentres a los usuarios en el supermercado, en el cine, en la playa,... Y por supuesto en las asociaciones, porque ¿con quién si no con los propios usuarios vas a practicar la lengua de signos?

Por supuesto, también existen encuentros internacionales de personas sordas y en este caso también interpretaremos para gente de otros países y culturas, especialmente si somos intérpretes de sistema de signos internacional.

El hecho de que algunas de las personas usuarias de la lengua de signos sean sordas va a influir también, irremediablemente, en la forma de interpretar los discursos. Me explico: toda interpretación, sea del tipo que sea, tiene como fin trasladar los mensajes que aportan significado lingüístico a otra lengua. La interpretación de lengua de signos debe, además, tener en cuenta todos los actos comunicativos que tienen lugar durante el servicio y que esas personas no perciben por ser sordas. Es decir, un ILS también tendrá que explicar que han llamado por teléfono, que alguien ha gritado algo, que han llamado a la puerta...




Por otro lado, en cuanto a los ámbitos de trabajo, es posible que una persona sorda usuaria de la lengua de signos recurra a los intérpretes para un mayor tipo de situaciones: reuniones de vecinos, gestiones en el banco, charlas con profesores, clases,... Además, claro está, de para acudir a la policía, a un juzgado, a una notaría, a un congreso,... Lo cierto es que hay más gente que sabe comunicarse en inglés (aunque sea muy primitivo), que gente que conoce la lengua de signos española (aunque sea a un nivel muy básico también), pese a ser esta una lengua oficial, como reconoce la ley 27/2007. ¡A estudiar lengua de signos!

En cuanto a la modalidad de interpretación, cuando nos referimos a las lenguas orales podemos distinguir entre interpretaciones simultáneas y consecutivas y elegiremos la que mejor se adecue a nuestras necesidades para cada situación. En el caso de las lenguas de signos, suele optarse por la modalidad simultánea con un tiempo de demora prudencial (como en el caso de las lenguas orales, hay que entender la idea antes de expresarla en la lengua de destino). En la interpretación directa (es decir, LS>LO), porque resulta imposible ver el discurso en lengua de signos y anotar al mismo tiempo. Cada vez que miráramos la libreta nos estaríamos perdiendo información. En la interpretación inversa (LO>LS), porque los tiempos de interpretación suelen ser breves y no vale la pena ralentizar el proceso.


Tanto en interpretación de lenguas orales como en las de signos se puede utilizar el susurrado, por ejemplo cuando un cargo político oyente acude a un acto en una asociación de personas sordas. También podemos signar en pequeñito para una sola persona. Y, de nuevo, ambos tipos comparten también la interpretación a la vista, que trataremos en alguna entrada más adelante.

Y bien, ¿qué os ha parecido? ¿Os imaginábais que se diferenciaran tanto la interpretación de lenguas orales y la de lenguas signadas? O tan poco, según se mire. De hecho, a interpretar te enseñan de formas muy parecidas :-)


Gran parte de las diferencias nombradas en esta entrada han sido extraídas del libro de Técnicas de interpretación de lengua de signos, un libro de la CNSE que, aunque se publicó en 1999, todavía se utiliza en los ciclos de interpretación y he de decir que no lo he visto muy desfasado.

miércoles, 5 de junio de 2013

El holocausto sordo y el «deaf gain»

Como sabéis, estoy acabando el primer curso del ciclo de Interpretación de lengua de signos y, para la clase de esta lengua precisamente, la semana pasada hice una exposición de media hora sobre cómo vivieron las personas sordas durante el nacionalsocialismo y sobre la idea de Joseph Murray y Dirksen Bauman acerca de todo lo que las personas sordas pueden aportar a la sociedad.

Os dejo aquí el vídeo y el apoyo audiovisual que elaboré, espero que os guste. El vídeo lo he interpretado a posteriori a lengua oral para que todo el mundo pueda enterarse. A ver qué os parece:





Y aquí tenéis el Prezi:



Si os ha interesado el tema, podéis consultar toda esta documentación, en la que me basé:
  • The deaf holocaust: breve artículo en inglés sobre cómo vivieron las personas sordas durante la época nazi.
  • GRENWAND, Rend: The experience of the deaf during the Holocaust: artículo en inglés, fruto de una investigación sobre la situación de las personas sordas durante el Holocausto.
  • Doris Fedrid: Deaf Holocaust survivor: Entrevista a una superviviente con discapacidad auditiva. Con subtítulos en inglés. El texto íntegro, en inglés también, lo podéis leer en este foro.
  • Deaf gain: vídeo explicativo de esta idea, sin subtítulos.
  • Deaf gain - Aportaciones de las personas sordas a la sociedad: charla de Joseph Murray durante las Jornadas de la Identidad Sorda de 2012. Él signa en internacional y además podemos ver a un intérprete en LSE. No hay audio.
  • Not hearing loss, deaf gain: vídeo explicativo en ameslán y con subtítulos en inglés que cuenta con la participación de Marlee Matlin, así como de los protagonistas de la serie Switched at birth.
  • Deaf gain: Transnationalism: vídeo explicativo en ameslán con subtítulos en inglés.
  • Hitler finds out soldiers became deaf: parodia de la escena de El Hundimiento en la que Adolf Hitler se entera de que está perdiendo definitivamente la guerra. En este caso, se entera de que sus soldados han perdido la audición. Humor negro, aviso. No tiene sonido.
  • Una de las entradas antiguas de este blog: Beneficios y contribuciones de las personas sordas, así como todos los recursos que se citan en dicha publicación.
Además, hay muchos documentos que he encontrado sobre el tema a posteriori (y cuando tenía que documentarme no encontraba casi ninguno, ¡oh, destino cruel, que te burlas de mí!) y que incluyo porque seguro que a alguien le interesan, u otros que no he podido leer o ver. Si conocéis alguno que no haya nombrado, por favor incluidlo en un comentario y lo añadiré al listado.